jueves, 17 de mayo de 2012

Divide y vencerás

"Gobernar sobre muchas personas como si fueran pocas es una cuestión de dividirlas en grupos. Batallar contra un gran número de tropas como si fueran unas pocas es cuestión de despliegue y señales" (Sun Tzu, El arte de la guerra)
Adivinemos quién está llevando a cabo cada uno de estos roles. Tampoco hace falta pensar mucho: gobernar solo lo puede hacer un Gobierno. La batalla la llevamos los gobernados, contra sus tropas, cuando la autoridad deja de ser legítima.

¡Ojo, que pensar en las musarañas en clase pronto saldrá caro!
Parece que en el Gobierno de Rajoy son fans de Sun Tzu. El desmantelamiento del Estado del Bienestar no va a provocar más que eso: división. Pongamos el caso de la educación, de la que se encarga el ministro Wert. Mediante un Real Decreto-Ley (medida nada habitual, ni conveniente, para hacer estas cosas) van a introducir recortes en la Universidad pública que aumentarán las tasas de matrícula y las horas de trabajo de los docentes, reducirán las becas de investigación y dejarán en la calle a muchos profesores asociados, entre otras cosas.

La universidad se precariza, pierde calidad y deja de ser accesible para una parte del alumnado. Y por otro lado sus precios se elevan, en algunos casos, hasta igualar los de la oferta de los centros privados, a los que se desviará una buena parte de la demanda. Pero en fin, ya sabemos que el Partido Popular es de corte neoliberal y eso implica dar más importancia a lo privado que a lo público. Se sabía desde antes de las elecciones... ¿no? ¿NO?

Asamblea de estudiantes en el Rectorado, hoy a las 12
Sin embargo, algo podemos hacer: la batalla no ha hecho más que comenzar. Las universidades públicas tienen cierta autonomía: son independientes del poder político, por tanto, pueden oponerse a este Real Decreto. Nosotros, como parte directamente interesada, podemos proponer sugerencias. Algunos apuestan por la congelación de las tasas y, probablemente, existen más posturas. Esto es un "quien quiera hablar que lo haga, y quien no, que calle para siempre" (aunque, por suerte, existen los divorcios): es hora de reunirse, pensar soluciones, proponerlas, especialmente comunicarlas, y movilizarse. Hago hincapié en lo de comunicar porque todos sabemos que la información es más abundante que nunca pero ahí está el fallo: la sobreabundancia hace también más complicado informarse que nunca.

Así que aquí termino, con otra lección de Sun Tzu que el Gobierno ha obviado pero de la que nosotros podemos aprender bastante:
"La autoridad es una cuestión de inteligencia, honradez, humanidad, valor y severidad"
Hace falta que se cumplan las cinco cualidades, y actualmente... cualquiera reúne más cualidades que el Gobierno para tener autoridad. ¡Aprovechémoslo!

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.