domingo, 10 de marzo de 2013

Jubilando pensiones

A veces pienso que debería jubilar este blog, pero después del Salvados de hoy, #jubilandopensiones, creo que no es buen momento para jubilar nada... ni ahora, ni más adelante. Toca seguir.

El tema de las pensiones es como la pobreza en Alemania: existe, está ahí, lo conocemos, pero nadie habla de ello. Argumentos para hablar sobre las pensiones hay, allá van los datos. Las pensiones ocupan la partida más grande de los Presupuestos del Estado (clic aquí para ver un gráfico interactivo sobre lo que gasta España), 121 mil millones y medio de euros. En líneas generales, podría decirse que esta partida es la que más ha aumentado, en detrimento de otras partidas como servicios sociales básicos (entre los que no se incluyen educación o cultura, que corresponden a "gasto social" y que también han adelgazado bastante) y actuaciones económicas (i+D, comercio...).

¿Por qué hablamos de problema, entonces? Pues porque no se puede hablar de economía sin mirar a la sociedad. Economía y sociedad van de la mano, y nuestra sociedad, como sabemos, está envejeciendo: la esperanza de vida es más larga y no se tienen tantos hijos. Se puede ver esta evolución en el siguiente vídeo:
Si a eso le añadimos el problema del desempleo, con casi 6 millones de parados (un 26% de la población activa) y, sobre todo, el problema del desempleo joven (55%), las predicciones no pueden ser demasiado halagüeñas. Según el programa presentado por Jordi Évole, las pensiones de los jubilados se pagan mediante la cotización de los que trabajan actualmente. Sin embargo, hagamos cuentas...

1. Cada vez hay más población en edad de jubilarse + 
2. El desempleo, general y juvenil, aumenta + 
3. Los jóvenes, los más indicados para trabajar, emigran + 
4. Los inmigrantes ya no ven España como un destino laboral atractivo +
5. No se revalorizan las pensiones + 
___________________________________________________
= las pensiones se van a reducir hasta mínimos (tendiendo al cero)

¿Soluciones? Se ha hablado de planes de pensiones privados, pero como todo lo privado, tiene riesgo. ¿Minijobs para jubilados? Poco futuro en España, donde no hay minijobs ni para los jóvenes, que tienen más vitalidad. La pobreza en nuestro país ya se ha empezado a acentuar, y el Gobierno no incentiva la creación de empleo lo suficiente, a la vez que recorta partidas de gasto social que ayudan a mantenerse a los que lo necesitan. ¿A dónde nos lleva esto? Una de dos, o a espabilar de la noche a la mañana y ponernos a crear pequeñas y medianas empresas (para lo que se necesita educación, que están recortando, y crédito, que no ofrecen los mal reputados bancos) que permitan cotizar, o a ir de capa caída. 

Protestar por nuestros derechos, o contra los recortes en educación, parece que le entra por un oído y le sale por el otro a estos ministros nuestros (que se dedican a soltar perlas y lanzar cortinas de humo, como la prohibición de llamarse Lenin), con Rajoy en el pedestal.

Quizás sea mejor idea volar a esas playas paradisíacas que querríamos para cuando nos jubilemos ahora mismo... 


2 comentarios:

Pau dijo...

Los que ahora tenemos sesenta no podemos esperar una jubilación, ni siquiera aunque privada, que para eso uno ha estudiado economía, ya que en el peor de los casos dependería del factor económico imperante en el momento, y el especulativo tiene los días contados.
En fin... es lo que hay.

Adrián Rico Castro dijo...

¡¡Hola!!
Pues aquí estoy, como prometí ayer en Twitter (soy http://twitter.com/adrianrico97)
Interesante artículo, yo aún tengo 16 años, así que espero que cuando me toque cobrar mi pensión las cosas cambien.
Un saludo!
P.D.
Quizás te interese alguno de mis blogs (ultimamente algo desactualizados debido a los exámenes).
- http://goo.gl/OsSyk
- http://goo.gl/AaCI7

Se ha producido un error en este gadget.